El rico come lo que quiere y el pobre…

Hace años, durante una comida de Navidad con los compañeros del banco en el que trabajaba, uno de ellos mirando la cantidad de comida que había sobre la mesa hizo un comentario socarrón: “el rico come lo que quiere y el pobre lo que puede”. Alex, que es su nombre, es un tipo estupendo, buen amigo, buen compañero y nada sospechoso de clasista o insolidario. Trabajamos juntos, sentados a metro y medio de distancia, durante dos años y creo que llegué a conocerle bien.

Hasta hoy han pasado muchos años, unos quince, durante los cuales he podido comprobar que en lo fundamental no se equivocaba, aunque todo tiene sus matices.

Recientemente, hará cosa de un año, estuve en Senegal por motivos de trabajo lo que me llevó a visitar lugares que se encuentran fuera de la ruta turística que únicamente nos enseña lo menos malo y nos deja la sensación de “eso es vivir de verdad” ¡Mentira! Allí se vive de pena, o al menos la inmensa mayoría vive de pena y se mueren de media a los 52 años.

Marché du Poisson, Dakar

Marché du Poisson, Dakar

Tuve que visitar pequeños pueblos nunca muy lejos de Dakar a decir verdad. En caso contrario sospecho que las diferencias que encontré hubiesen sido aún mayores. En mis reuniones de “negocios”, que se hacían eternas ante una fuente de Ceebu jen, o thiéboudienne (pescado marinado, el plato nacional del Senegal) o de yassa (pollo o pescado servido con cebollas y ajo, mostaza y salsa de limón  normalmente

servido con arroz),  se me trataba de agasajar con platos que contenían carne o pescado –cada vez menos porque los europeos y los chinos les estamos esquilmando el litoral-. Se trataba, por tanto, de un plato que en Europa sería considerado como muy normalito o incluso pobre.

La mayoría de la población subsiste con sémola de trigo, arroz, verduras y frutas. Todo a precios desorbitados para la renta del país. También consumen bebidas muy azucaradas (ver post sobre el azúcar tóxica) e incluso comen terrones de azúcar para matar el hambre.

Pues bien, cuando hablamos de Senegal hablamos del país más “desarrollado y rico” de la zona. Sus vecinos (Mauritania al norte, donde aún existe la esclavitud, Malí al este, Gambian imbuído en ella o Guinea Bissau y Conakry al sur) tienen niveles de desarrollo aún menores. La alimentación en estos países aún depende de la climatología y de cómo se dé la pesca –cada vez más escasa gracias a los buques factoría de los países del “primer mundo”. La cosa está aún más cruda en los países del este de África. No cabe duda por tanto de que en estos países comen lo que pueden y no lo que quieren o quisieran si supiesen que hay otro tipo de alimentos.30 ABRIL 12

Y en Europa, entre tanto, ¿comemos lo que queremos o lo que podemos? Lo que para mí está claro es que no comemos lo que debemos aunque, a decir verdad, lo que comemos nos mantiene vivos mucho tiempo aunque al final en unas condiciones bastante precarias.

Comemos mucho, incluso más de lo necesario, y no pasamos hambre pero ¿qué comemos? Comida procesada con altos contenidos de azúcares simples, otros hidratos provenientes de productos modificados genéticamente, y grasas. Todo esto resulta sacia el apetito y además, gracias a los productos que le añaden para estimular el apetito (el neurotóxico glutamato monosódico, gran invento de la industria alimentaria,) nos resultan deliciosos. Algún que otro activista del Slow Food visita de vez en cuando a escondidas un MacDonalds o un KFC. El pecado tiene su atractivo.

Por tanto es cierto que el rico, es decir, los habitantes de los países como los que componen la Unión Europea o los de América del Norte y pocos más, comen lo que quieren pero, como ya digo, con matices porque la mayoría de las veces no saben lo que comen.

En el próximo post os hablaré de la comida en Gales que es donde vivo en la actualidad y pondré mi receta de las croquetas de algas.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: