Archivos en la Categoría: Alimentos de Andalucía

Alimentación y cosméticos ecológicos para cuidar nuestro cuerpo y vivir más y mejor.

Seitán Encebollado

Hoy, para finalizar el mes, os pongo una receta super fácil, sana, nutritiva y que nos ayudará a no ganar peso.

El seitán es gluten de trigo. Procede de China y se es considerado un tipo de  “carne vegetal” debido a su aspecto y consistencia.

Es muy versatil en la cocina pues se puede preparar de muchos modos, frito, rebozado, en estofado, empanado, etc. Es un buen sustituto de la carne animal por su elevado aporte de proteínas. 

Como ya he dicho, contiene un elevado porcentaje de proteínas. Constituye, por tanto, una alternativa a la carne, ayuda a reducir el colesterol, y no contiene los antibióticos y hormonas extra de la carne animal.

Es, por tanto, una alternativa ecológica ya que la cría de ganado para producir carne es muy contaminante debido al consumo de alimentos de los animales, la cantidad de medicamentos y hormonas que se utilizan para su mantenimiento y engorde, coste del transporte, etc.

Bien. Tras esta pequeña introducción comenzamos con la receta.

Ingredientes para cuatro personas:

300 gr de seitán

500 gr de cebolla

Aceite de oliva virgen extra

Salsa de soja al gusto

Elaboración:

Cortemos las cebollas en rodajas muy finas y pongámoslas a sofreir en una sartén con aceite de oliva virgen. Cuando estén transparentes echaremos un chorreón de salsa de soja y pondremos el seitán cortado en filetes.

Si vemos que está muy seco añadimos un poco de agua y dejamos cocer durante unos diez minutos.

Con sémola está delicioso y ya tendremos cubierto el aporte de hidratos de carbono.

Tiempo de preparación -si sois buenos cortando cebolla-  unos quince minutos. Lo que más tarda es sofreir la cebolla, pero eso no cuenta ¿no?

Buen provecho

Anuncios

Tengo un perro de aguas español

Tiene cinco años y suele acompañarme a todas partes. Me espera a la puerta de las tiendas en las que no puede entrar. A muchos parques no voy porque no la dejan entrar. Me espera a la entrada de los edificios públicos en los que no puede entrar. Me recibe siempre con cariño en cuanto llego a casa.

Lo único que pide es agua, pienso, algun hueso de vez en cuando y, por supuesto, que le tiren un palo o una pelota.

El domingo pasado fuí de excursión al campo con ella. Bueno, con unos amigos y con ella.

Fué una delicia ver como aprovechaba cada momento de la excursión. Constantemente se metía en el agua a buscar los palos que le tirábamos. De vuelta a casa tuve que lavarla y pasar un par de horas quitándole plantas del pelo.

Ha estado tres días que no quería moverse. Creo que eran agujetas porque hoy estaba como siempre.

La próxima vez que vaya de excursión intentaré aprovechar al máximo como hace Velin.

Milhojas de calabacín

En esta ocasión tenemos una receta muy fácil que nos recomienda Mª Ángeles (mi vecina del tercero), además de porque está estupenda (la receta, malpensados) y es fácil, porque también en este caso, como en el de la lasaña de caballa, nos pueden ayudar nuestros pequeños distribuyendo los ingredientes.

Disposición

Ingredientes:

2 calabacines pequeños o uno grande (mejor los pequeños)

2 tomates pequeños o uno grandote

Queso en lonchas

Jamón york

3  huevos

Un chorreón  de leche
Sal y Pimienta

Elaboración:
Cortamos los calabacines y los tomates en rodajas finas y los salpimentamos.

En un molde para horno colocamos dos (aquí es donde nos pueden ayudar los niños)  capas de calabacín, una capa de tomate, una capa de queso y una de jamón york. Yo he puesto primero la de jamón y por último la de queso.
Batimos los huevos y le añadimos un chorreón de leche. De esta forma quedará más suave. Si no tenéis problemas de peso o de colesterol podéis utilizar nata.
Vertemos por encima de las capas procurando que todo se empape bien.
Se hornea a 180º durante una media hora y fijáos la delicia que sacamos del horno.

Por cierto. Del 14 al 16 de mayo estaré en la feria Natura Málaga en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga en mi stand de Alandafoods & Cosmetics.

Tipos de diabetes II

Hace unos días tratabamos de explicar en qué consiste la diabetes y en concreto la tipo 1. Decía entonces que diabetes es el nombre que se da a una serie de desórdenes que se caracterizan porque el cuerpo tiene problemas para regular la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre.

Hoy, a los dos tipos iniciales de los que hablábamos, añadiremos otro tipo con menor incidencia que denominamos Diabetes Monogénica y que se divide a su vez en tres subgrupos:

•    Diabetes mellitus neonatal permanente.
•    Diabetes neonatal transitoria.
•    Diabetes MODY (maturity-onset diabetes of the young), de la que se conocen varios subtipos.

Pero centrémonos en la diabetes tipo 2 que, como decíamos, se debe a una resistencia a la acción de la insulina y a un déficit relativo de la secreción de esta hormona; según la fase en la que se encuentre la enfermedad podemos encontrarnos con unos niveles de insulina normales, altos ( sobre todo al principio) o bajos (en fases avanzadas) y, generalmente, una hiperglucemia (nivel muy alto de azúcar en sangre).

Ya explicamos que es posible controlarla sólo con dieta y ejercicio (pilares básicos del tratamiento y control de la diabetes en todas sus modalidades), cuando no es grave. Si esto no es suficiente deberemos recurrir al tratamiento farmacológico: antidiabéticos orales (“pastillas”) y si está muy avanzada o no responde a lo anterior,  utilizaremos la  insulina.
Esta diabetes tiene componentes hereditarios y depende, en gran medida, del modo de vida que hayan tenido las personas que la padecen. Por ese motivo en nuestra mano está darle esquinazo y evitarla o retrasarla si llevamos una vida sana, esto es, una combinación de dieta equilibrada y ejercicio físico moderado y continuo –largos paseos, natación, un pequeño huerto, etc.

Hace unos años cayó en mis manos el libro La Ciencia de la Salud del Doctor Valentín Fuster. En este libro que recomiendo vivamente y que, aunque no dé esa impresión, es realmente ameno, se nos anima a llevar una vida más sana. Algo que está en la mano de cualquiera de nosotros con un poquito de voluntad.
El Dr. Fuster dedica su libro principalmente a las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, prácticamente todo lo que recomienda para evitarlas y tener una vida mejor cuando seamos mayores es perfectamente aplicable al caso de la diabetes. Aquella persona que siga sus consejos para mejorar su sistema cardiovascular estará, de paso, evitando la diabetes o mejorando su tratamiento en caso de tenerla. De hecho es muy habitual que estas dos patologías estén combinadas, esto es, que en una persona se den las dos a la vez, la diabetes tipo 2 y los problemas circulatorios.

Como ya he manifestado en anteriores ocasiones soy partidario de la restauración colectiva en los colegios, ya que a los niños se les sirven menús elaborados por especialistas y se les acostumbra a comer de forma sana;  aparte de esto, contamos con la tranquilidad de que los alimentos que reciben tienen todas las garantías sanitarias.
El problema es que, en numerosos casos, al llegar a casa reciben todo aquello que no deberían probar – salvo en casos excepcionales -,  con lo que muchos niños llegan a considerar la comida del comedor escolar como un castigo, cuando en la mayoría de los casos es una bendición.
Por desgracia, en España, hemos conseguido, en poco tiempo, tener la población infantil con mayor incidencia de obesidad de la Unión Europea y se están dando cada vez más casos de diabetes tipo 2 en niños, algo impensable no hace mucho.

En mi opinión, para evitar la diabetes es necesario educar desde pequeños. Ejercicio y dieta adecuada son fundamentales. Yo añadiría la reducción del consumo excesivo de proteínas, reducción de las grasas animales en nuestra dieta, aumento del consumo de frutas, legumbres y verduras frescas e inclusión de la Stevia,  que es un edulcorante natural – sin calorías – y, dependiendo de su composición (esteviósidos y rebaudiósidos en diferentes proporciones),  bactericida y estimulante del crecimiento de la flora bacteriana.

Alfonso Fernández y Guadalupe López Molina (Licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en Nutrición y Dietética)

Pescado azul. Corazón sano

Esta mañana me díó un arrebato de esos que te hacen levantarte temprano en sábado y calzarte la ropa de hacer jogging. Por supuesto que la única dispuesta a acompañarme fué mi perra Velin. Ella nunca me discute nada. Si decido salir a caminar un martes de madrugada a las tres de la mañana lloviendo, ella me acompaña con toda la ilusión del mundo.  Un perro como este es una bendición.

Velin

Mientras corría por el paseo marítimo de Marbella veía como empezaban a preparar los chiringuitos -pequeños restaurantes situados al lado de la playa. Los camareros preparaban las mesas y ordenaban todo para empezar con los desayunos a los que seguirán las tapas con refresco o caña. El equivalente a pincho y caña en el centro y norte de la península.  Y, poco a poco, llegan los coches refreigerados con el pescado que es el plato estrella en la costa.

Viendo este trajín se me despierta la imaginación y me veo en casa delante de un buen pescado al horno. Decido hacer una visita al mercado dentro de un rato. Esta vez no me llevaré a Velin porque no la dejan entrar, no porque a ella le falten ganas. Sin embargo me llevaré a mi hija Natalia, que a los nueve años ya sabe distinguir un pescado fresco de uno que no lo es tanto. Conoce diferentes tipos de peces. Qué variedad es pescado azul y cual es blanco. Le divierte y se siente importante.

Yo, por mi parte le explico lo bueno que es el pescado azúl por la cantidad de grasa omega-3 que tiene. Le explico que es una grasa cardiosaludable porque ayuda a disminuir el colesterol malo LDL y aumentar el bueno HDL.  No estoy seguro de que lo entienda bien pero “algo queda”.

También le explico que en este momento, finales de abril, el pescado azul empieza su temporada buena y además está a muy buen precio porque aún no ha llegado la temporada de verano en la que los precios suben debido a la alta demanda. Ella me dice que, además del pescado azul, quiere pulpo. Debe ser la sangre gallega que le viene de su abuelo.
Hoy hemos comprado dos preciosas caballas de 600 g .Es un pescado humilde que, hace treinta o cuarenta años era uno de los pescados más populares debido a su precio. Era barato y aportaba proteínas, calcio, fósforo, etc. En aquella época España era aún un país “en vías de desarrollo”, es decir, pobre. Un coche por familia, un televisor por familia, vacaciones en el pueblo y mucho pescado azul, Cola Cao y pan con margarina. También era un país más sano. Comíamos mucho mejor aunque, si no me equivoco, fumábamos más.

Se comían muchas legumbres, ensaladas, menos carne y más pescado azul. Caballa, sardina, arenque, atún, bonito, chicharro, ¿quíen no lo concocía?.
La sardina sigue siendo hoy en día uno de los pescados más humildes y que puede ser consumido por todos debido a su precio y a sus excelentes cualides nutritivas. Lo mismo ocurre con la caballa y el chicharro, que, además de sanos son facilísimos de preparar. En la pescadería nos lo limpian y símplemente al horno con un poco de sal, un chorreón de limón y otro de aceite de oliva por encima a 180º C unos entre 20 y 25 minutos si son gordos (unos 400 gr por pieza).

Pescado fresco

El pescado azul, que suele ser bastante barato, tiene unas propiedades nutricionales excepcionales: contiene proteínas, calcio, fósforo y algo tan bueno para nuestra salud como el ácido graso omega-3.
Y lo mejor es que contiene gran cantidad de este ácido y de forma natural. No es lo mismo beber leche enriquecida con omega-3  -que obtienen precisamente de estos pescados- como tomarlo en un plato de pescado ya que es más natural y se asimila mejor.

Os recuerdo que los ácidos grasos poliinsaturados se ha demostrado que son cardiosaludables, es decir, que ayudan a evitar los problemas de circulación pues ayudan a aumentar los niveles de colesterol HDL, el llamado colesterol bueno lo que, por decirlo de forma simple, ayuda a limpiar venas y arterias.

Bueno pues ya sabéis. Si tenéis un ratito libre, queréis ahorrar en comida e invertir en salud, os dáis un paseo por la pescadería y compráis un pescado azul.

Hasta a Velin le gusta.

Alcachofas en salsa de tomate

Me recuerda Begoña que estos días podemos encontrar muchas alcachofas frescas en el mercado y a buen precio de modo que es el momento de aprovechar y hacer algún platillo con esta estupenda verdura que tiene muchas propiedades.

La alcachofa es diurética, depurativa, no tiene casi calorías y favorece la digestión de las grasas con lo que nos servirá de ayuda a aquellos que nos queremos quitar unos kilitos antes del verano. El que no tenga esa intención que la tome ugualmente ya que tiene mucha fibra y le ayudará a hacer la digestión, ir al baño y sentirse mejor. Ah, olvidaba decir que es ligeramente hipoglucemiante (baja el azúcar en sangre) por lo que es estupenda para los diabéticos.

Lo bueno que tiene la alcachofa es que combina con todo y se puede cocinar de muchas formas: a la plancha, hervidas con limón y aceite, fritas, en salsa de tomate (como vamos a hacer en esta ocasión), con arroz (es fundamental en una buena paella), etc.

Bien, pues ahora vamos a esa receta

Ingredientes:

  • 500 grs. de alcachofas (4 por persona)
  • 2 tomates maduros grandes
  • 1 vaso de vino blanco
  • 2 cebollas grandes
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal

click to  zoom

Instrucciones:

Podemos hacerlas de dos formas:

En la primera cortaremos las alcachofas crudas una vez limpias, sin tallo y sin las hojas externas más duras. Las rebozaremos (en harina o arepa si hay algún celiaco) y las freiremos hasta que estén crujientes.

En el segundo caso las coceremos en agua con sal y limón hasta que estén tiernas. Se frotan con limón para que no se pongan oscuras y se cuecen en agua con sal hasta que estén tiernas. Se escurren, se le retiran las hojas externas más duras, se cortan y se reservan. Un truco para cocerlas rápidamente es meterlas en una bolsa con un agujerito y al microondas entre ocho y diez minutos al máximo.

A partir de aquí el proceso es el mismo:

Picamos la cebolla y el ajo y lo sofreimos en aceite de oliva hasta que esté todo bien tierno. Entonces le añadimos tomate triturado y lo dejamos cocer todo durante veinte minutos. Le añadimos el vino y lo rectificamos de sal (rectificar en cocina significa añadir algo hasta que tenga la cantidad necesaria).

Por último se incorporan las alcachofas y se deja cocer todo junto unos minutos.

Es una estupenda guarnición para un buen filete a la plancha, sea de carne o pescado.

Recordad que una “buena conserva” es una conserva buena y por tanto si no no os sobra el tiempo podéis utilizar alcachofas en conserva de buena calidad y un buen tomate frito (en el mercado hay algunos ecológicos que parecen hechos en casa). En este caso únicamente tendréis que sofreir cebolla y ajo muy picadito.

Por supuesto que le podéis hechar imaginación y añadir a la salsa algún toque personal (orégano, salsa de soja, pimentón, chiles, etc. etc.)

Buen provecho.

Stevia. La Unión Europea se dá cuenta…

Por fín parece que, tras años de lucha para conseguir que la Stevia sea considerada alimento en Europa, la Comisión Europea está ultimando los trámites para la aprobación definitiva en todos sus términos de la Stevia Rebaudiana Bertoni como alimento y por ende como edulcorante.

http://www.abc.com.py/abc/nota/103122-Europa-da-venia-a-todos-los-componentes-de-la-stevia/

Como ya he dicho después de muchos años de lucha de asociaciones como EUSTAS, y de muchos afectados, gran parte de ellos pertenecientes a asociaciones de diabéticos y otros no y que, en algunos casos como el de Josep Pamiés (Dulce Revolución) han llegado a pasar por la cárcel (gracias a consejerías de salud y colegios de farmaceúticos), la Comisión Europea, tras los estudios presentados por la Universidad de Lovaina -llevan veinte años pidiendo la aprobación- y las solicitudes de aprobación de Coca Cola, Nestlé y Cargill -que son las que realmente interesan $$$$$), han decidico que la Stevia Rebaudiana Bertoni es buena.

Esto es sabido  desde hace siglos en Suramérica y desde el final de la segunda guerra mundial en Japón, país poco sospechoso de desidia  y negligencia en temas de seguridad alimentaria y salud.Stevia en flor

Parece que en la Unión Europea han primado hasta ahora los intereses de las multinacionales farmaceúticas como Monsanto (Nutrasweet) dueñas de las patentes de edulcorantes neurotóxicos -hecho demostrado- como el Aspartame, Acesulfame-K, Ciclamato (curiosamente prohibido hace tiempo en USA pero permitido en Europa), Sacarina, etc.

Estoy seguro de que dentro de poco oiremos decir pestes de estos edulcorantes, básicamente porque se acaba el período de patente y ya no serán interesantes. Sin embargo sí que lo van a ser los nuevos productos y subproductos obtenidos a base de Stevia Rebaudiana que ya tienen estas grandes compañías en la recámara.

En cualquier caso se trata de una buena noticia ya que a partir de ahora contaremos con un edulcorante no tóxico y, en algunos casos incluso con propiedades medicinales. Digo en algunos casos ya que estas grandes compañías, con Cargill a la cabeza, llevan tiempo seleccionando plantas y creando mutaciones genéticas (los llamados transgénicos) con el fin de obtener especies en las que no aparezca el esteviósido que es el componente que le dá a la Stevia un ligero sabor a regaliz pero que a su vez tiene propiedades medicinales. Lo que a estas compañías le interesa es el rebaudiósido que proporciona el sabor dulce neutro, es decir, sin ningún otro tipo de sabor añadido. Curioso que la Comisión Europea se negó a dar luz verde a los estudios presentados por la Universidad de Lovaina y asociaciones como EUSTAS pero sí a los presentados por este gigante de la distribución de alimentos a nivel mundial.

Cultivo casero

Cultivo casero

Como he dicho antes no deja de ser una buena noticia pero debemos estar alerta sobre lo que nos venden y al precio que nos lo venden. Pronto la Stevia será un producto habitual. Es además una planta que podemos cultivar en casa, en el interior en climas extremos y en la terraza o el jardín en climas templados. Yo, de hecho tengo unos cien plantines en casa. Si queréis saber como cultivarlas pinchad aquí.

Por cierto. En gran parte de la península Ibérica, desde donde escribo este blog, se dan condiciones óptimas para el cultivo de esta planta que tanto puede hacer por los diabéticos.

Tipos de Diabetes I

A raíz de la consulta de una clienta de mi tienda online sobre la Stevia Rebaudiana -edulcorante natural-  tuve la suerte de “descubrir” un nuevo tipo de diabetes, la tipo MODY. En realidad había oído hablar de ella en alguna ocasión pero, como suele ocurrir con todo aquello que no nos toca directamente, no le presté demasiada atención.

La diabetes tipo MODY es una diabetes infantil a menudo confundida con la tipo 1 pero que resulta ser diferente.

Voy ha hacer a continuación un resumen grosso modo de los tipos de diabetes que hay.

La diabetes es el nombre que se da a una serie de desórdenes que se caracterizan porque el cuerpo tiene problemas para regular la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre.

En principio se distinguen dos tipos de diabetes: Tipo 1 y Tipo 2.Tipos de diabetes

La diabetes Tipo 1, también denominada infantil o juvenil es insulino-dependiente, es decir, que en todos los casos ha de ser tratada con insulina y tiene un origen generalmente autoinmune pero hay también un grupo, menos importante, de causa desconocida.. Esto significa que el sistema inmune del cuerpo, el que nos protege contra virus, bacterias y otras sustancias consideradas peligrosas por él, actúa contra las células que producen la insulina. El origen de este tipo de diabetes no ha sido aún descubierto aunque se sospecha que pueda tener componentes tanto genéticos como medioambientales.

La diabetes Tipo 2 o diabetes de los adultos se produce por un mal funcionamiento del páncreas y una reducción de la producción de insulina pero no por un proceso autoinmune como el de la diabetes Tipo 1. Esta diabetes se puede controlar con medicación, dieta y ejercicio cuando no es grave. Si está muy avanzada necesitará insulina.
La diabetes Tipo 2 si  que tiene componentes hereditarios y depende en gran medida del modo de vida que han tenido las personas que la padecen.

Localización del páncreas

Localización

Por último tenemos un tercer tipo de diabetes llamado Monogénico que, algunas veces, es confundido con la diabetes Tipo 1.

Centrémonos ahora en la diabetes Tipo 1 ó infanto-juvenil. Esta ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca y destruye ciertas células del páncreas –un órgano del tamaño de la mano que está localizado detrás de la parte baja del estómago. Estas células llamadas beta residen, junto con otro tipo diferente, en pequeños grupos de células endocrinas que se denominan islotes pancreáticos.
Son estas células beta las que producen la insulina que es necesaria para que la glucosa contenida en los alimentos pase a las células que la necesitan para producir energía. Especialmente sensible es el sistema nervioso y, por tanto, el cerebro puesto que la energía la obtiene exclusivamente de la glucosa. Por eso cuando a una persona tiene una hipoglucemia, es decir, un nivel demasiado bajo de glucosa, lo primero que tiene son temblores y escalofríos hasta llegar a tener espasmos y perder la consciencia.
Cuando estas células beta son destruidas no hay insulina y por tanto la glucosa no puede entrar en las células por lo que esta insulina debe ser introducida en el cuerpo de forma artificial. Por eso los diabéticos Tipo 1 –y algunos Tipo 2- tienen que inyectarse insulina periódicamente
Si no lo hacen las células no reciben glucosa que además se queda en la sangre. Por ese motivo por mucho que coman pueden quedar desnutridos ya que el alimento no pasa a las células, además la sangre se carga de azúcar que debe ser eliminada con la orina, lo que hace que tengan mucha sed y orinen mucho. Lo riñones sufren y en definitiva se produce una cadena de fallos que pueden causar graves daños al organismo hasta llegar a la muerte.
Por este motivo es necesario que las personas que tienen diabetes Tipo 1 se administren insulina de forma artificial y controlen sus niveles de glucosa en sangre para lo que deben ayudarse también con una dieta correcta y ejercicio regular. Tan malo es tener mucha azúcar como tener poca.

Los síntomas que alertan sobre una posible diabetes Tipo 1 , que generalmente es diagnosticada en niños, adolescentes y adultos jóvenes son:

1.- Poliuria o producción y excreción de gran cantidad de orina
2.- Polidipsia o necesidad de beber con frecuencia y abundantemente
3.- Decaimiento
4.- Alto nivel de glucosa en la orina
5.- Aliento con olor dulce, afrutado o a vino
6.- Respiración dificultosa
7.- Estupor  (síntoma grave)
8.- Inconsciencia  (síntoma grave)

En el próximo post continuamos con las diabetes Tipo 2 y MODY

Alfonso Fernández y Guadalupe López Molina (Licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en Nutrición y Dietética)

Tarta de Piña

Antes de entrar en el durísimo período de adelgazamiento (o intento del mismo) previo al verano. Os propongo una deliciosa tartita de piña fácilísima y que nos hará aún más queridos después del postre.

Ojo. No se debe abusar porque no quedaría para el día siguiente, que también está rica rica.

4                 huevos
325 gr        azúcar
200 gr        harina
5     gr        levadura en polvo (tipo Royal)
500 gr        piña en rodajas
100 ml        zumo de piña

1.- Ponemos el horno a precalentar a 160 ºC  (320º F)

2.- Se prepara un molde con 125 gr. de azúcar y una cucharada sopera de agua y se pone al fuego para preparar el caramelo. Debemos tener cuidado de que no se nos queme para lo que debemos estar atentos y en cuanto toma un color dorado intenso lo apartamos del fuego. Ojo que no llegue a ponerse marrón pues con el mismo calor se seguiría haciendo y podría quemarse.
Una vez hecho lo dejamos enfriar.

3.- Se baten los huevos hasta obtener una textura espumosa y se añade el resto del azúcar (200 gr.). Se sigue batiendo y se añade la harina y la levadura ( como siempre tamizado todo junto). Seguimos removiendo suavemente hasta obtener una masa homogénea.

4.- Se colocan las rodajas de piña sobre el caramelo en la fuente de horno y se vierte la masa obtenida.

5.- Lo metemos en el horno ya precalentado a 160º C (320º F) ó 170º C (338º F) durante aproximadamente 45 minutos.

6.- Lo dejamos enfriar pero lo desmoldamos antes de que se enfríe del todo.

7.- Por último bañamos el pastel por encima con el zumo de piña.

Ya tenemos un delicioso y decorativo pastel de piña.

Por favor, no ahorréis en la piña porque por nada de dinero obtendremos unos resultados infinitamente mejores.

¡Venga!, ¡a por el mandil!

Tarta de ananas

A vueltas con el aceite de oliva II

Hace unos meses el consultor de Internet y nuevas tecnología Jorge Hierro publicaba un interesante post en su blog titulado: No hay paso atrás. La era digital se consolida (ver). En el que nos muestra como las nuevas tecnologías se van adueñando de todo. No hace falta ser un lince “doñano” para darse cuenta de que, nos guste o no, en unos años aquél que no domine Internet y las susodichas nuevas tecnologías será un analfabeto funcional.

Pero, ¿qué tiene esto que ver con el aceite de oliva tan sano y rico?. Digamos que las nuevas tecnologías nos alimentan el alma pero no el cuerpo. Prueben a hacer una ensalada mediterránea con unas plaquitas base, unos USBs maduritos y un chorreoncito de mega bites.

Ahí está el problema. La Junta de Andalucía, al igual que otras comunidades autónomas, ha ido creando una infraestructura pública enfocada a la implantación de las nuevas tecnologías en las empresas y en la sociedad en general. Se han creado ayudas específicas y premios para empresas que utilicen nuevas tecnologías de la información y la comunicación tanto en los procesos de producción como en los de comercialización. Recientemente, casi por decreto, se han introducido los ordenadores portátiles en las casas de los estudiantes a partir de los once o doce años, sin tener en cuenta si realmente se le va a sacar partido a una inversión tan grande.

Sin embargo creo que las autoridades han perdido la noción de la realidad, al menos en esta tierra del sur. En mi opinión no es razonable la prioridad absoluta que se está dando a las nuevas tecnologías frente a la economía real. En este sentido, se está detrayendo dinero de la búsqueda de nuevos productos para el campo andaluz y de la mejora de algunos de los existentes para dotarlos de mayor valor añadido a favor de la implantación de nuevas tecnologías de la información que no inciden en la economía real. Para qué queremos tantos ordenadores y empresas virtuales si nuestros productos no tienen tirón y no somos capaces de venderlos.

Desde hace veinticinco años –1985- la Junta de Andalucía se supone que está trabajando para la promoción de sus productos en el exterior a través de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (EXTENDA). ¿Dónde están los resultados?

A estas alturas una inmensa mayoría de expertos en agronomía y en alimentación confirmarán que Andalucía posee un clima y unas tierras cuya combinación nos proporciona unos de los productos agropecuarios de más alta calidad en el mundo dentro de su sector (aceite de oliva, aguacates, productos de la huerta, almendras, especias, miel, etc.). De estos productos uno destaca por su importancia económica, cultural y nutricional. Se trata del aceite de oliva. Andalucía es la principal región productora de aceite de oliva del mundo con cerca del 80% del aceite que se produce en España. Además dicho aceite es de una calidad excepcional tanto por su composición que le confieren, en la mayoría de los casos gran estabilidad, como por sus propiedades nutricionales.

Estoy diciendo, en pocas palabras, que tenemos un producto único, de altísima calidad, del que sabemos más que nadie, con una producción estable que garantiza un suministro continuado; y además a buen precio. ¿Cómo se explica que cada año queden excedentes sin vender?. ¿Cómo se explica que los italianos nos compren cerca de un tercio de nuestra producción para revenderla como si fuese suya y a un precio más alto?. ¿Cómo se explica que la percepción del aceite español en el mundo sea de calidad inferior al italiano cuando, en realidad, es todo lo contrario?

Hace dos semanas asistí a la XXI edición Premios Arco Iris de Cooperativismo. Se celebraba en el Monasterio de La Cartuja en Sevilla. Con la mitad del dinero que la Junta de Andalucía gastó en este evento se podría haber hecho una pequeña campaña de promoción de nuestros productos agropecuarios en alguna ciudad europea (nuestro mercado natural y más próximo). Con la mitad del dinero que la Junta gasta en estas tonterías se podría mejorar la imagen de los productos andaluces en el mundo. Tal vez nuestro aceite pasase a ser, al menos, tan bueno como el italiano que, dicho sea de paso, es en gran parte español.

A vueltas con el aceite de oliva I

Ronda estaba hasta la bandera en previsión de una Semana Santa con buen tiempo y el supermercado estaba lleno de gente que hacía acopio de alimentos para los cuatro días de fiesta que nos esperaban.

En estos super y grandes superficies se pueden encontrar algunos productos de calidad aceptable y a precios muy competitivos, sin embargo otros productos como las verduras frescas empiezo a comprarlas en las tiendas de barrio donde los precios son, a menudo, iguales que en los supermercados  y las grandes superficies pero con una mejor calidad pues suelen ser productos locales.

Hoy he estado meditando sobre el hecho de que tenemos un solo cuerpo para toda la vida y los repuestos son escasos de modo que tal vez sea más inteligente mejorar la calidad de lo que le echamos dentro.

Pagamos ochenta euros por un mp5, más de doscientos por una nueva Wii , otros cien por unas zapatillas de deporte de marca y gastamos en el coche una pasta que ni te cuento pero luego racaneamos a la hora de pagar un poco más por lo que comemos.

Cuando llegué a la sección de los aceites me quedé frío al comprobar que había una oferta de aceite de oliva virgen extra a dos euros cincuenta el litro. Lo miré dos veces porque no me lo creía y se me calentó la sangre.

Bien la cadena de supermercados está vendiendo a pérdidas –algo que dudo mucho- bien lo está haciendo la empresa que se lo suministró (Sovena en este caso) o, tal vez, las cooperativas que venden el aceite a la comercializadora están vendiendo a un precio ridículo para poder tener liquidez porque están caninos. Sospecho que la última opción es la acertada.

A principios de año me quejé de que el almacenamiento de aceite que había autorizado la Comisión Europea no solo no solucionaba el problema sino que incluso acabaría agravándolo.

Consiguieron subir los precios de forma artificial ya que dejaron poco aceite en el mercado y, lógicamente, su precio aumentó. Sin embargo a este precio no se compraba ni se vendía por lo que dicho aumento – que podemos ver en POOLredno ayudó a mejorar la situación de los olivareros.

¿Qué ocurrió cuando a finales de enero acabó el plazo dado por la Comisión Europea y hubo que poner en el mercado ese aceite que estaba almacenado?

Ocurrió que este aceite de la temporada anterior se unió al aceite proveniente de una nueva cosecha  histórica con lo cual el precio se fue de nuevo al los infiernos y es posible que este año tengamos unos excedentes superiores a los del año pasado. Por el momento se mantiene en torno a 2,15 €/kg frente a los 1,9 €/kg del año pasado pero eso no soluciona el problema ni creo que refleje la situación real.

Esto, unido al hecho de que se han acabado las subvenciones europeas a los olivares nos pinta un panorama futuro poco halagüeño para el mejor aceite de oliva del mundo.

Mientras tanto ¿qué hace la Junta de Andalucía con su Agencia Andaluza de Promoción Exterior   – EXTENDA, creada en 1985-  a la cabeza?…en el próximo post les cuento…

Lasaña de Caballa (Especial para niños)

Digo “especial para niños” porque disfrutan haciéndolo y comiéndoselo. Por eso es una receta muy interesante para estos días de Semana Santa en los que muchos niños tendrán vacaciones.

Se trata de una receta de mi vecina M.Ángeles. Su niña, con tan solo tres añitos, ya ayuda a mamá con este plato. Natalia, mi hija, que tiene casi diez, ha hecho más de la mitad, eso sí, quejándose un poco de lo poco que hago yo.

Ingredientes (para 6 personas):

20 placas de lasaña (puede ser normal o instant)

300 gr de caballa en aceite de oliva (escurrida)

400 ml de tomate frito (uno de calidad ya envasado será estupendo pues hacerlo casero es lento y ensucia mucho)

100 gr de queso en porciones

100 gr de queso rallado para gratinar

1/2 litro de leche

75 gr de harina

50 gr Mantequilla o margarina para hacer salsa bechamel y un poquito para untar la fuente.

Orégano

Nuez moscada

Sal

Elaboración:

1.- Lo primero es encender el horno para que vaya tomando la temperatura adecuada.

2.- Preparáis las placas de lasaña de la forma que se indica en el envase. En el caso de las normales las tendréis que hervir durante unos diez minutos en agua con sal, aceite de semillas, una hojita de laurel y un diente de ajo aplastado -¡sabooooor!  Por supuesto que no se os pase. Entonces las enfriáis rápidamente y las untáis con un poco de aceite de semillas para que no se peguen y las reserváis para más tarde.

3.- Ahora escurrís la caballa (estupendo pescado azul que nos ayudará a mantener a raya el colesterol malo LDL y aumentar el bueno HDL) y la mezcláis en un bol con el tomate y los quesitos fundidos. Aquí es donde entran en escena los niños. Les hacéis que se laven bien las manos -primera lección de higiene- o bien que se pongan unos guantes de latex que son muy baratitos; y que empiecen a mezclarlo todo hasta crear una pasta más o menos homogenea. Si os gusta mucho el orégano le podéis añadir un poco a esta masa.

4.- Cuando terminen de hacer la mezcla deberán untar con una fina capa de mantequilla o margarina la fuente en la que vayamos a hacer la lasaña.

5.- Ahora se trata de cubrir el fondo de la fuente con una capa de placas de pasta, sobre ella una fina capa de la mezcla de caballa, tomate y queso; de nuevo una nueva capa de placas de lasaña; otra capa de caballa, tomate y queso; nueva capa de placas de lasaña; y así hasta acabar con las últimas placas arriba del todo.

6.- Por último ponéis la salsa bechamel -pongo la receta aparte porque esta es labor de los padres-, lo cubrís con una generosa capa de queso para gratinar y lo metéis en el horno a 180º C durante unos veinte minutos.

Recordad que aprender a cocinar es una actividad muy interesante para los niños ya que, a la vez que aprenden a hacer algo útil, conocen los alimentos, las texturas, el efecto de la temperatura, aprenden también a organizarse y seguir procedimientos para obtener resultados y también les ayuda a socializarse y aprender a trabajar en equipo. No en vano en ciertos paises como Finlandia la cocina es una asignatura del curriculo escolar.

Salsa Bechamel

La salsa bechamel os servirá de base para hacer muchos platos. Le podéis dar diferentes sabores añadiéndole las especias que más os gusten y además en función de la cantidad de harina que utilicéis obtendréis una salsa más o menos espesa. Cuando es muy espesa se utiliza para hacer croquetas.

Nosotros vamos a hacer una salsa normal y ligera para cubrir otras elaboraciones como la lasaña, los calabacines gratinados, pimientos rellenos, etc.

Ingredientes para 1/2 litro:

  • 1 pellizco de sal
  • Medio litro de leche entera
  • 50  gr  de  mantequilla
  • 75   gr  de  harina
  • 1 pellizco de nuez moscada

Preparación:

Tiempo estimado: 10 minutos

  • Se pone la leche, un pellizco de nuez moscada y un pellizco de sal en un cazo y, sin dejar de remover, se lleva a la ebullición
  • En otro cazo se derrite la mantequilla y se le añade la harina removiendo hasta obtener una pasta homogenea.
  • Cuando la leche empieza a hervir se va añadiendo poco a poco a la mantequilla con harina sin dejar de remover para que no se formen grumos. Si ocurriese esto utilizaremos la batidora para acabar con esos grumos y seguiremos calentando hasta que se forme una masa algo espesa pero suave.
  • Yo suelo añadir un poco de queso de fundir para darle algo más de sabor y hacerla más cremosa

Ya tenemos nuestra salsa bechamel. Ojo que si la dejamos enfriar demasiado se endurecerá y no podremos cubrir otras elaboraciones con ella.

BISFENOL. Quédense con esta palabra.

El bisfenol es un componente que se encuentra en la mayoría de los plásticos transparentes que utilizamos para envasar alimentos, cosméticos, etc.

El bisfenol está presente en la inmensa mayoría de los envases de plástico que utilizamos tanto en alimentación como en cosmética. Se utiliza para estabilizar dichos productos, por ejemplo para que no cristalicen y se hagan frágiles. Pero los plásticos que nos interesan especialmente son los que se utilizan en alimentación puesto que el bisfenol, que es un estrógeno artificial, se transfiere en cierta medida a los alimentos o bebidas con consecuencias que aún no se han podido determinar con exactitud.
Por este motivo los ecologistas andan con la mosca tras la oreja con este producto. Yo prefiero no hacerles demasiado pues en caso contrario no podría vivir y, al fin y al cabo, como dice el poeta y escritor Manuel Alcántara vivir es perjudicial para la salud -claro está, al final acabas palmando.

Hace años que se están publicando estudios que relacionan el consumo de este producto con la aparición de ciertas alteraciones cromosómicas asociadas a la aparición de anormalidades en el feto o a enfermedades de base genética como el Síndrome de Down o distintas formas de cáncer. Los efectos nocivos de estas alteraciones llevan evidenciándose desde la década de los 60 en forma de anormalidades genéticas en distintas especies animales, fundamentalmente ratones de laboratorio. Los resultados no son directamente extrapolables a los humanos pero si que nos ponen alerta sobre los efectos que dicho producto puede tener sobre los mismos.

Pero dejemos las alarmas para más adelante.

Los plásticos se han dividido en siete grupos por las autoridades con el fin de poder controlar mejor su utilización ya que cada uno de estos grupos tiene unas cualidades específicas en cuanto a poder contaminante, consumo de energía, tiempo de degradación, etc, que lo diferencian claramente de los otros. Estos siete grupos son:

1. POLIETILENO:

Se le llama con las siglas PE. Existen fundamentalmente tres tipos de polietileno:

a) PE de Alta Densidad: Es un plástico incoloro, inodoro, no toxico, fuerte y resistente a golpes y productos químicos. Se utiliza para fabricar envases de distintos tipos de fontanería, tuberías flexibles, prendas textiles, contenedores de basura, papeles, etc… Todos ellos son productos de gran resistencia y no atacables por los agentes químicos. En esta categoría se encuentra el PET (polietileno de tereftalato) con el que están hechas las botellas de agua y refrescos de plástico transparente, botellas de aceite, de zumo, bandejas de verduras y muchos botes de cosméticos.

b) PE de Mediana Densidad: Se emplea en la fabricación de tuberías subterráneas de gas natural. Es de color amarillo.

c) PE de Baja Densidad: Incoloro, inodoro, no toxico, mas blando y flexible que el de alta densidad. Es menos resistente pero un buen aislante. Se utiliza para bolsas y sacos de los empleados en comercios y supermercados, tuberías flexibles, aislantes para conductores eléctricos, juguetes, etc… que requieren flexibilidad.

2. POLIPROPILENO:

Se conoce con las siglas PP. Es un plástico muy duro y resistente. Es opaco y con gran resistencia al calor. Es muy resistente a los golpes aunque tiene poca densidad y se puede doblar muy fácilmente, resistiendo múltiples doblados por lo que es empleado como material de bisagras. Con el se fabrican estuches, tuberías para fluidos calientes, carcasas de baterías de automóviles, electrodomésticos, muebles de jardín, juguetes, y envases.

3. POLIESTIRENO:

Se designa con las siglas PS. Es un plástico más frágil, que se puede colorear y tiene una buena resistencia mecánica, puesto que resiste muy bien los golpes. Se usa para fabricar envases, componentes electrónicos y elementos que precisan una gran ligereza, muebles de jardín, mobiliario de terraza de bares, etc… La forma esponjosa también se llama PS expandido con el nombre POREXPAN o corcho blanco, que se utiliza para fabricar embalajes y envases de protección, así como en aislamientos térmicos y acústicos en paredes y techos. También se emplea en las instalaciones de calefacción.

4. POLICLORURO DE VINILO:

Se designa con las siglas PVC. Es el material plástico más versátil. Es muy estable, duradero y resistente, pudiéndose hacer menos rígido y más elástico si se le añaden un aditivo más plastificante.

Tiene gran resistencia a los líquidos corrosivos, por lo que es utilizado para la construcción de depósitos y cañerías de desagüe.

Se utiliza para fabricar tubos aislantes y de protección,conducciones de agua, canalones, revestimientos exteriores, puertas, ventanas, cajas de instalaciones eléctrica, etc.

5. LOS ACRÍLICOS:

Suele denominarse también con la abreviatura PMMA y se denomina comunmente METACRILATO. Tiene buenas características mecánicas y de puede pulir con facilidad. Por lo que se utiliza para fabricar objetos de decoración. Se emplea como sustitutivo del vidrio para construir vitrinas ya que es muy resistente a los golpes.

En su versión traslucida o transparente se usa para fabricar letreros, paneles luminosos y gafas protectoras.

El principal inconveniente es su elevado precio.

6. LAS POLIAMIDAS:

Se designan con las siglas PA y es comunmente conocida como NYLON (NAILON).

En su presentación rígida se utiliza para fabricar piezas de transmisión como ruedas de todo tipo, tornillos, piezas de maquinaria, herramientas y utensilios caseros, etc…

La industria textil lo utiliza en su forma de fibra. Tambíen se utiliza en esta forma para fabricar cordelería (medias, cuerdas y tejidos varios).

VIII) LOS PLÁSTICOS TERMOESTABLES:

Son aquellos que una vez moldeados no pueden reblandecerse con el calor, ya que experimentan una transformación química llamada FRAGUADO; por este proceso las moléculas se enlazan permanentemente y el polímetro queda rígido.

Una vez fraguados no son susceptibles de ser moldeados ni se pueden someter a temperaturas elevadas, puesto que sus moléculas se degradan por el calor. Algunos de estos plásticos son: melamina, poliéster, baquelita y urea.

Como hemos podido comprobar el múndo de los plásticos es rico y variado. Pero quedémonos con lo que nos importa en este momento: BISFENOL.

En general los productos plásticos que contienen menos bisfenol son aquellos marcados con el signo 1 dentro de un triángulo formado por tres flechas. Suele corresponder a los envases de PET (polietileno de tereftalato) en los que se envasa agua, refrescos, cerveza y muchos productos de aliemtación sobre todo para restauración y hostelería.

Las autoridades sanitarias consideran que los niveles de contaminación que pueden darse por transferencia de bisfenol de estos envases a sus contenidos no son relevantes de forma que se utilizan de forma masiva y se supone que así seguirá siendo durante mucho tiempo por dos motivos: su coste de reciclado y su coste de transporte.

Sin duda alguna el vidrio es mucho más sano puesto que no transfiere absolutamente nada a los alimentos que contiene y además no es “malo” para el medio ambiente (hasta cierto punto ya que puede producir incendios por el efecto lupa). Sin embargo su costes de reciclado y de transporte son notablemente altos ya que el vidrio requiere temperaturas de 1500º C para su reciclado frente a unos 250 grados que requieren la mayoría de los plásticos. El vidrio pesa además mucho más que el plástico y los envases no se pueden fabricar el las plantas de envasado como ocurre con el PET que, en grandes plantas envasadoras, se puede moldear.

Es aquí donde está el quid de la cuestión. El plástico proviene del petroleo, fuente agotable, pero requiere la utilización de menos petroleo para su reciclado y transporte por lo que genera menos contaminación ambiental en este aspecto. ¿En qué queda entonces la ventaja del vidrio sobre el plástico o del plástico sobre el vidrio?

En el próximo artículo ahondaré un poco sobre ventajas, desventajas y posibles utilidades del plástico a pesar de ese peligro llamado bisfenol que parece que no es tanto.

Por último, y para tranquilizar un poco, hoy en día, con los estudios que existen sobre toxicología, se puede afirmar que fumar, beber más de dos copas de vino al día, vivir cerca de un transformador de alta o incluso vivir en zonas muy contaminadas como Huelva o Madrid, es bastante más peligroso que beber agua embotellada en PET.

Puerros Gratinados

Hoy, como tengo una mano lesionada y me cuesta escribir, os propongo una de las recetas más simples pero a la vez sanas y ricas que tengo en cartera.

Ingredientes para cuatro personas:

Tres o cuatro puerros (depende del tamaño)

Queso para fundir / gratinar

Pan rallado

Cocer al vapor

Orégano

Sal

Aceite de oliva virgen

Preparación:

Poned los puerros a cocer. Si es posible al vapor ya que es esta forma se evitará la pérdida de sales minerales disueltas en el agua y también las de las vitaminas que no sean termolábiles -aquellas que se destruyen con el calor- ya que estas últimas únicamente se conservan en las verduras consumidas crudas.

Una vez que los tengáis cocidos (diez minutos en olla a presión) los ponéis en una bandeja le ponéis un poquito de sal -muy poco- y los cubrís con una mezcla de pan rallado, queso para gratinar y orégano. Por último, con un atomizador, le ponéis una fina capa de aceite de oliva virgen por encima.

Diez minutos a gratinar y una cena estupenda con pocas calorías y mucha fibra. La grasa del queso y el aceite quita la sensación de hambre en poco tiempo. La firbra ayuda a regular el tracto intestinal e ir mejor al baño al día siguiente. Además como es un plato ligero dormiréis mejor.

El coste que he calculado por persona es de un euro aproximadamente y he tardado diez minutos en hacerlo quitando el tiempo de cocción y el tiempo de horno.

Buen apetito y buen fin de semana.

HORNADA DE VERDURAS DE IDOIA

Hoy toca una receta, como siempre, fácil, barata y sana. Especialmente sana esta vez ya que es pura fibra con poquísima grasa y, si queréis, sin sal. Como me la dio Idoia pues de ahí el nombre.

Id calentando el horno porque el único inconveniente es que requiere aproximadamente una horita de cocción de modo que podéis aprovechar para hacer alguna otra cosa. Por ejemplo un bizcocho de calabaza.

Ingredientes

Ingredientes para cuatro personas:

– Berenjenas.-  Con una grande debería bastar. A partir de ahora empiezan a estar buenas.

– Calabacines.- Si son pequeños mejor y nos bastaría con un par o tres si son muy pequeños.

– Tomates.- Pongamos que dos grandes.

– Queso para fundir/gratinar.

– Sal y aceite de oliva virgen. Aprovecho para deciros que lo de “virgen extra primer prensado en frío” me parece una verdadera tomadura de pelo y os aconsejo que no os lo creáis. En primer lugar casi nadie utiliza el prensado porque el rendimiento es menor y el proceso mucho más costoso que con las centrifugadoras. Por otra parte la temperatura a la que se pone la aceituna triturada es de unos 60º C para obtener un rendimiento aceptable con prensas hidraúlicas. Según la legislación el prensado en frío debería realizarse a una temperatura máxima de 27º C. ¿Quién es el guapo que controla esto? La aceituna suele llegar a las almazaras por encima de dicha temperatura.¿Alguien ha visto cámaras de refrigeración en estas almazaras para enfriar las aceitunas antes de prensarlas?. En esto del aceite hay mucha tela que cortar.

Como podréis comprobar, debajo de la tabla de cortar, siempre hay una especie de telita verde. Se trata de una tela plástica que evita que la tabla se desplace y os podáis cortar. La venden en rollos, es barata y os puede evitar accidentes con los cuchillos de manera que os la recomiendo vivamente.

Elaboración:

Cortad todas las verduras en rodajas y las distribuís por capas en una fuente del siguiente modo: berenjena, encima tomate y arriba del todo el calabacín.

Lo cubrís con el queso de fundir/gratinar y pulverizáis un poquito de aceite de oliva por encima.

Horno a 180º C durante una hora. Los primeros 45 minutos cubierto con papel de aluminio y después se deja que el queso se dore.

Listo para servir un plato con vitaminas, minerales, fibra y muy poquita grasa (la del queso y el aceite)

Patatas de Manolo

Pues las llamaremos así porque se trata de una receta de mi amigo Manuel del Rincón de la Victoria (Málaga). Me dice que la consiguió en una reunión de Weight Watchers (tiene sus defensores y sus detractores pero de lo que sé son gente seria y su método trata, básicamente de reeducar nutricionalmente) y luego la mejoró como amante de la buena cocina que es.

Se trata, como probablemente habréis adivinado, de una receta baja en calorías, y en precio, algo importante en estos días de crísis.

No obstante yo me he permitido la licencia de añadir una cosita de mi cosecha aunque sin ella también tendremos un plato delicioso y deliciosamente fácil de hacer.

Ingredientes:

Patatas para freír

Cebolla

Pimentón (dulce y picante)

Aceite de oliva virgen

Pimientos asados  en tiras  (esto es una magnífica aportación de Manolo)

Tomates cherry secos en aceite de oliva (mi licencia)

Sal   (poquita ¿eh?)

Elaboración:

Añadimos el pimentón y un poquito de sal a las patatas cortadas para freír y a la cebolla en tiras y lo removemos para que se reparta bien. En este momento le añadimos un poco de aceite de oliva –poco pues ya sabemos que es una grasa y, por tanto,muy calórico- y volvemos a remover para que se reparta bien.
Yo he utilizado un atomizador de aceite.

¡adentro!

Ese tubo metálico que veis en la foto de ingredientes. Se trata de un pulverizador con el que podemos echar el aceite en forma de microgotas lo que nos permite repartirlo mejor, no desperdiciarlo y sobre todo no pasarnos. Es un chisme muy interesante que se amortiza en poco tiempo. Os lo recomiendo.

Hechas

Bien. Siguiendo con la receta, ya sólo tenemos que meterla al horno precalentado a unos 200ºC. Esperamos unos diez minutos y removemos con una espátula de madera y con mucho cuidado para que no se nos rompan las patatas (si somos diestros también podemos mover la fuente como si las estuviésemos salteando), las dejamos otros diez minutos en el horno y voi lá, ya tenemos un delicioso acompañamiento de patatas para nuestra ración nocturna de proteínas (una carne magra o pescado blanco a la plancha).

En este momento es cuando nos permitimos las licencias Manolo y yo. Manuel le añade las tiritas de pimiento asado (¡qué buena idea!) y yo le pongo unos tomatitos cherry secos.

Como todo lo que solemos hacer es rico, fácil y barato. En este caso es además poco calórico y, por tanto muy recomendable para la noche o para quienes se quieran controlar un poco el peso.

¡A comerrr!

Salmón con Gambas

Siento haberos dejado solos el pasado fin de semana pero prometo enmedarlo y poner dos recetas antes del próximo.

Esta del salmón con gambas es la primera de ellas y responde a una sugerencia hecha desde Suflí en Almería, donde hacen la mejor fritada y el mejor pisto en conserva que he probado. Y he probado muchos.

Se trata de un plato facilísimo, rápido y barato, que queda muy bonito. Siempre digo lo mismo ¿eh?. Pero es cierto. Lo vais a comprobar en un momento.

Ingredientes

Preparad entre diez y quince euros para cuatro personas (unos cuatro cincuenta por barba, todo depende de lo comilones que sean) y de tiempo…, digamos, unos quince minutos si vais a un ritmo normal.

Ingredientes:

–    Cuatro rodajas de salmón del calibre que más os guste  (pueden ser diferentes para cada comensal)
–    Un cuarto de kilo de gambas arroceras
–    200 ml de nata para cocinar
–    Una cabeza de ajos
–    Una guindilla cayena
–    Sal
–    Aceite
–    Patatas de asar (pequeñas). Ponerlas a asar antes de nada. Podéis utilizar patatas fritas si os parece más fácil.
–    Lechuga fresca para la guarnición

Elaboración:

1º.- Cortad los ajos en láminas más bien gruesas (esto es lo que más tiempo toma) y ponedlos a freir a fuego lento junto con la guindilla y con cuidado que no se quemen ya que darían un sabor amargo.
2º.- Pelad las gambitas mientras se hacen los ajos y en cuanto estos empiecen a tomar color se las añadís.
3º.- Poned una sartén grande con muy poco aceite a fuego fuerte. Echad las rodajas de salmón –que ya os las habrán dado cortadas y sin escamas, si no es así se las quitáis. Es fácil.
4º.- Mientras el salmón se marca –significa que se tuesta por fuera y queda crudo por dentro- removed las gambitas y el ajo hasta que veáis que están hechas sin llegar a tostarse.
5º.- Apagad el fuego de las gambas y echad los 200 ml de nata a la vez que removéis suavemente. Poned ahora un poco de sal. Sin pasarse que es mala para el corazón.
6º.- Dadle la vuelta a las rodajas de salmón con cuidado de que no se rompan y echad por encima la nata bien mezclada con los ajitos y las gambas. Si encontráis la guindilla la retiráis, más que nada para que nadie se la coma por error.
7º.- Por último, dejad que todo se cocine a fuego lento durante diez minutos controlando que no quede demasiado seco. En ese caso añadid un poco de leche y moved la sartén –no remováis con una cuchara porque se rompería el salmón.

Ya casi está

8º.- Picad la lechuga, cortad las patatas asadas y montad el plato.

Os aseguro que, de un modo u otro, recibiréis vuestra recompensa cuando acaben de comer.

Y ahora, en pago a esta magnífica receta que os hará famosos tenéis que echar un vistazo a mi tienda online que es la que me ha impedido postear una receta este finde pasado. Lo último que he incorporado no se come pero os aseguro que es bueno. Yo pruebo todo lo que recomiendo. Je,je.

Hasta dentro de nada…

Salmón con gambas listo para comer

Únicamente una recomendación.

Siento teneros tan abandonados últimamente. Demasiado trabajo con mi tienda online. Y yo que creía que me haría rico sin trabajar.

El caso es que me han enviado un enlace a un blog que me ha parecido interesante de modo que aquí lo tenéis:

http://ladespensadecarpanta.blogspot.com/2010/02/miercoles-de-ceniza-no-enterrar-la.html

Yo también os animo a comer pescado azul. Es rico, sano y barato.

Sopa de cebolla. Fácil, rápida y barata.

En esta ocasión os pongo un plato muy sencillo con el que se suele quedar muy bien y que tiene un precio ridículo. Plato de crisis, vamos.

La sopa de cebolla es ideal como primer plato pues nos quitará la ansiedad provocada por el hambre y hará que comamos menos del segundo. Además sienta muy bien cuando hace frío ya que nos calienta el cuerpo.

¿Qué nos hace falta?

Fuentes pequeñas de barro, de esas que suelen venir con algunos helados.

Cebolla  (si es joven mejor que mejor)

Ingredientes

Caldo vegetal o de carne (lo que más nos guste)

Rebanadas finas de pan (no hace falta que sea del día)

Queso de fundir (el que se le suele poner a las pizzas, y si es mezcla mejor)

Queso parmesano rallado.

Aceite de oliva

Sal

Si hacéis click sobre las fotos podréis ampliarlas.

Lo primero que tendremos que hacer es cortar la cebolla como más nos guste (en juliana -tiras-, picada o en trozos no muy grandes), una vez hecho esto la ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva y fuego no muy fuerte. Es importante que removamos de vez en cuando pues no debe tomar color.

Mientras se hace la cebolla, pondremos a calentar el caldo en una cazuela con abundante agua (podemos utilizar caldo hecho en casa, pastillas de caldo o del que viene preparado en bricks).

Cuando la cebolla esté pochada -unos veinte o veinticinco minutos un kilo-  le añadimos el caldo y lo dejamos cocer durante otros diez minutos y la rectificamos de sal. Rectificar, en cocina, significa ponerlo a nuestro gusto.

Ya hemos hecho lo más difícil.

Esta sopa la podemos hacer el día antes o cuando tengamos tiempo ya que bien refrigerada nos dura cuatro o cinco días sin problemas.

Cuando tengamos planeado servir este plato tan solo tendremos que calentar la sopa, ponerla en las cazuelitas, cubrirla con frinas rebanadas de pan tostado -ojo, si son muy gruesas nos dejarán sin líquido-  y cubrirlo con el queso de fundir -el de la pizza- y un poco de parmesano.

Lo gratinamos durante unos minutos y, voilá!  ya tenemos un plato fácil, rápido, ligero, bonito, agradable y barato. ¿Se puede pedir más?

El coste por persona no llega a un euro y en hacerlo, si no contamos el tiempo que se tarda en freír la cebolla, unos diez minutos. De todos modos si no se os dá bien cortar la cebolla, no tenéis tiempo o simplemente los cuchillos os infunden mucho respeto; en la sección de congelados de casi todos los supermercados podréis encontrar cebolla picada lista para cocinar. Es un poquito más cara pero también es muy útil y ahorra un montón de tiempo.

Sopa de Cebolla

Si queréis darle un toque gourmet, podéis, justo antes de servirlo, poner por encima unos taquitos de mojama de atún, unas escamas de jamón serrano frito en el microondas o un par de tomatitos cherry en aceite de oliva o confitados.

¡Adelante sin miedo!.

Esta vez váis a sorprender de verdad.