Tag Archives: marcas blancas

La hora de las marcas blancas

De veras. No tengo nada en contra de las marcas blancas. No es nada personal -como le dicen a alguien cuando le despiden o le hacen la puñeta de alguna manera. Pero estoy en contra de ellas.

Fagocitan otras marcas cuando, tras comprar sus productos para poner la etiqueta de marca blanca bajan los precios y hacen que los consumidores no compren la primera marca. A medida que pasa el tiempo las pequeñas marcas van vendiendo más y más a las grandes distribuidoras y su calidad se resiente porque cada vez están más presionadas en precios aunque la venta a “los grandes” les reporta unos ingresos seguros. Para las pequeñas empresas es como una droga. No pueden dejar de vender a las grandes que, además, les suelen pagar hasta a 180 días, algo demencial porque los costes financieros casi se comen los beneficios.

Algunas empresas como El Corte Inglés o Mercadona, en España, son ya tristemente famosas por el reguero de empresas que han destruido. Otras muchas se al salvado porque dejaron de trabajar con ellas a tiempo. Esto es algo muy habitual en el mercado de la alimentación.

Al final la calidad de los productos que venden estas grandes cadenas va a peor puesto que se quedan casi sin competencia en la gama de precios que nosotros, los consumidores estamos dispuestos a pagar. En algunos productos las marcas blancas han llegado a formar casi un oligopolio lo que supone menor competencia y menor interés por dar algo mejor al mismo precio.

Con sus políticas de marketing han conseguido llegar a modificar nuestra conducta y nuestra percepción de lo que podemos denominar precio justo.

Decía Antonio Machado que “todo necio confunde valor y precio”

Aunque sea solo por mantener cierta biodiversidad sería bueno comprar de vez en cuando productos que no sean de marca blanca.Imaginen un mar en el que únicamente hubiese sardinas, pulpos  y atunes, un campo en el que solo hubiese pinos olivos y margaritas;  un cielo en el que únicamente volasen gorriones, palomas y buitres; y un mundo en el que casi todos pensásemos igual. …un pelín aburrido ¿no?

Pues corremos el riesgo de que nos ocurra esto en el super: harina marca el buitre, arroz marca el buitre, palitos de merluza el buitre, compresas el buitre. Y en el super de enfrente lo mismo pero de su marca. Al final cinco marcas y cada vez de peor calidad. Y lo peor de todo es que lo que ahorramos al pagar menos lo gastamos porque compramos y comemos más. Por tanto comemos más y peor…mal futuro nos espera.